Manifiesto

Blog

Voces

Videos

Recursos

WhatsApp-Image-2020-09-23-at-13.25.581

“Tenemos que tener una mirada más amplia, entender que tenemos que trabajar un proyecto común”

Sara Cepeda Pinto, Presidenta de la Cámara de Comercio, Servicio y Turismo de Concepción.

Sara Cepeda Pinto, Presidenta de la Cámara de Comercio, Servicio y Turismo de Concepción.

Con cerca de 450 asociados y una gran lista de espera de futuros socios por ingresar, la organización que lidera Sara Cepeda  representa a todo el comercio detallista del centro histórico de Concepción. En ella confluyen negocios de múltiples giros: zapaterías, peluquerías, gastronomía y, por supuesto, otros servicios y turismo. Aunque reconoce que han sido golpeados duramente tras el estallido social en octubre de 2019 y ahora con la pandemia, no renuncian a pensar un Concepción más moderno, turístico y seguro.

 ¿Cuál es la mirada desde la vereda del comercio a la ciudad de Concepción?

Nosotros en la Cámara creemos que es necesario cambiar la fachada de Concepción centro y caminar hacia una ciudad más moderna, futurista, más limpia y llamativa turísticamente. Lamentablemente la zona centro ha venido decayendo en el tiempo, se ha ido poniendo fea y no es un lugar que invite a venir. Todo esto se acentuó claramente tras el 18 de octubre.

Además, el turismo pasa, pero no se queda en Concepción y creemos que eso sucede porque no tenemos elementos atractivos para los visitantes. Por otra parte, también representamos a los prestadores de servicios y ellos se ubican en los edificios de las galerías por lo cual nos preocupa el impacto que tiene limitar la altura de edificios, elevando los cánones de arriendo de oficinas y afectando la movilidad y a la gente que vive o quiere venir a vivir acá, que es la que finalmente compra o consume en el centro.

¿Qué cosas buenas tiene la ciudad?

Lo bueno que tiene Concepción son sus galerías comerciales y la unión que hay entre cada una. Y que Concepción es una ciudad tradicionalista donde la gente está acostumbrada a venir. Por eso, lo que tenemos que rescatar y mantener, es tener todo al alcance de la mano: la parte comercial, la parte turística, la parte universitaria y la parte de servicios, todo como un gran conjunto.

En lo urbanístico hay sectores en los que se ha tratado de mantener la parte arquitectónica que para nosotros es valioso, porque buscamos un equilibrio entre lo moderno y lo antiguo.

¿Qué cosas debieran mejorarse?

Una de las falencias que tenemos como centro son los estacionamientos. A pesar de que hay varios, se hacen poco, también se necesitan calles más amplias, más despejadas, pero no para que se instale el comercio ilegal, sino para que la gente pueda circular más libremente y existan más espacio para compartir en familia. Junto con ello sería bueno que exista una mejor comunicación entre galerías de las distintas manzanas.

También hay que arreglar las veredas, los espacios públicos y debemos mantener la higiene. Sin duda, falta embellecer más y enseñar a la gente a mantener la limpieza y el orden.

Además, la seguridad es prioritaria. Podemos tener un centro muy bonito, pero si no tenemos seguridad la gente igual se va y de hecho, una de las cosas que está pasando ahora es eso.

¿Por qué se han sumado a la campaña Conce es Conce?

Cuando supimos de esta campaña nos pusimos contentos, porque entendemos que esto nos permite tener una mirada de futuro para el centro de Concepción y que podemos trabajar en conjunto con otros actores, apoyados por la visión de expertos del área urbanística, para ver cómo sacamos a flote el centro. Necesitamos dar un vuelco. Quizás no va a ser rápido, se va a demorar años, porque implica cambios estructurales, pero es lo que se necesita para revertir el deterioro actual.

¿Qué llamado hacen ustedes a los demás actores relevantes que conviven en Concepción?

Invito a otros actores a conocer e investigar cómo podemos participar en este gran proyecto, porque hay muchos mitos dando vuelta y, como no somos expertos en el área, nos dejamos mucho influenciar por algunas tendencias.

En lo personal, por ejemplo, cuando salió el proyecto de la Galería Alessandri, me preocupé pues mucha gente decía que se iba a sombrear todo el centro y cuando me presentaron el anteproyecto y me explicaron lo que es el plan de sombras, vi que no era así, pero ya andaba en todos lados, en redes sociales, que el centro de Concepción no iba a tener luz. Así que más que nada invito al resto a que averigüen bien y que no sean egoístas, en el sentido de pensar solamente en el bienestar de algunos o de uno mismo, sino que a que tengamos una mirada más amplia, entender que tenemos que trabajar un proyecto común.

Comparte esta historia

Todos los Derechos Reservados - 2022