Zoom al alza de familias viviendo de allegadas en Conce

Zoom al alza de familias viviendo de allegadas en Conce

¿Qué pierde una familia cuando tiene que verse enfrentada a la decisión de vivir allegados? Libertad, privacidad, tranquilidad, felicidad, calidad de vida.

Eso y mucho más.

Ocurre hoy con miles de familias en todo Chile y, particularmente, en el Gran Concepción. Pero, de manera silenciosa. No por nada son definidos como los “campamentos ocultos” del sistema.

Si bien hay cifras oficiales. Datan de hace dos años y son, en general, estimaciones.

Vamos a verlas. Según cálculos de Déficit Cero basados en la Encuesta Casen de 2020, es decir, hace dos años, y considerando una nueva metodología de análisis del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) actualizada en 2021, en la Región del Biobío se requieren 40.580 viviendas nuevas.

Esta cifra considera lo que se define como déficit cuantitativo (núcleos de hogares hacinados y allegados, etc), familias viviendo en campamentos y personas en situación de calle.

Pero detengámonos en el déficit cuantitativo, que es la cantidad de viviendas que se necesitan construir: aquí la cifra para Biobío es de 32.227 viviendas.

¿Sabías que más de la mitad de esos requerimientos son para familias que hoy viven en hogares allegados?

Los hogares allegados alcanzan los 18.418, lo que representa el 57% del déficit regional, es decir, más de la mitad de las familias.

Otro dato interesante es que el 67% de esos hogares allegados se concentran en un solo lugar ¿Imaginas dónde?: sí, en el Gran Concepción.

Según estimaciones recientes de la sede Concepción de la Cámara Chilena de la Construcción esta cifra podría ser mucho mayor por varios factores.

La crisis económica está golpeando fuertemente el bolsillo de las familias chilenas. Lejos de la posibilidad de comprar e incluso con problemas para pagar sus cuentas del mes como el arriendo, muchas de ellas, toman la decisión de vivir con familiares, aunque sea de manera transitoria, para alivianar la carga.

Este fenómeno, aunque no es visible, se está expandiendo en nuestra región y se concentra principalmente en las zonas urbanas del Gran Concepción. La escasez de vivienda, por un lado, y el acceso a ellas, por otro, es una realidad que nos está golpeando en la cara.